Síguelo por e-mail

viernes, 3 de agosto de 2012

La tontería boliviana.

El día 21 de diciembre termina el que en los últimos años se ha convertido en el calendario más famoso, el maya. Cada vez que una fecha queda marcada por una casualidad, ésta se convierte en foco de variadas cábalas, dependiendo la originalidad o el absurdo de las mismas de quienes tomen partido en dotar de fantasía o supuestas profecías tal momento. No olvidemos, por ejemplo, todo lo que se vaticinaba con la llegada del 1 de enero de 2000... Y ya vamos por agosto de 2012. La condición humana es bastante propensa a la estupidez de unos sentando cátedras y de otros creyendo a pies juntillas a cualquiera que suelta por la boca ese tipo de vaticinios. Pues de este próximo 21 de diciembre se dice de todo, por supuesto se ha convertido en un nuevo fin del mundo; para ello falta poco más de cuatro meses y con la que nos está cayendo y nos siguen amenazando a veces piensa uno que no sería tan malo que el caos total ocurriera. Puestos a fantasear podríamos imaginar que la catástrofe es selectiva y solo "se lleva" por delante a banqueros y políticos, al menos a los corruptos, o sea un montón tan grande de individuos e individuas que a la vista de cualquiera serían todos.

Como nuestro deseo no se va a cumplir, como no se cumple que nos toque la lotería o rejuvenezcamos un par de decenas de años sin perder el conocimiento actual, pues vayamos al grano del asunto que me trae a estas nuevas líneas. Lo de llamarlo "La tontería boliviana" nada tiene que ver con los nacionales de este andino país, al menos con la mayoría de ellos; son sus gobernantes (como no podía ser de otra forma), encabezados por el curioso Evo Morales, los que protagonizan una y otra vez sentencias y opiniones que no puede más que sacarnos la sonrisa por su ocurrente estupidez. Ya nos dijo hace algún tiempo que comer mucho pollo nos desviaba sexualmente hacia la homosexualidad y convertía cada vez más a los europeos en calvos... No me voy a sentir aludido, por europeo ni por calvo y por mi condición sexual, a mi edad ya no tengo que demostrar nada y a nadie tampoco importa. Pues ahora este personaje viene y nos cuenta que su país va a sufrir un cambio drástico, eliminando de la faz de su territorio el mayor de los símbolos capitalistas: la Coca Cola. Y eso ocurrirá, por supuesto, el 21 de diciembre. Este cambio será profundo y lo de Coca Cola solo es un gesto; su país pasará del capitalismo a la era del amor y el comunitarismo, la "Pacha", dejando atrás el oscurantismo de la "Pacha"

El caso no deja de ser una mamarrachada más del populista Morales; casi que nos parecía más adecuado del venezolano Chávez, pero puede ser que ande ahora algo más ocupado en otros asuntos que le hayan despistado del crucial caso Coca Cola, made in USA, símbolo comercial de todo lo que odia este "a su manera" dictador. Sin tener que entrar en los entresijos empresiariales de una muntinacional mundialmente implantada y que, con su nacimiento en la década de los 80 del siglo XIX, poca culpa tenía entonces de lo que el futuro le esperaba a la compañía. A la refrescante bebida con sede en Atlanta le va a sustituir, por prescripción presidencial, otra que se llama mocochinche, cuya base es el durazno. Como no tenía ni idea de ella hasta leer en la prensa la noticia no voy a opinar de sus bondades o desgracias. Me imagino que si Evo la hace internacionalmente famosa tras esta medida a España llegue con un nombre algo más neutro, que mocos estamos hartos de comérnoslos ya.

Puestos a pensar que podrá ocurrirle a las ciudadanas bolivianas si el iluminado de su dirigente se le ocurre seguir con la escabechina y suprime la comercialización de los productos Evax, por ejemplo; mucho me temos que algo obtenido de la hoja de la coca, convenientemente transformado sirva para los higiénicos fines de tampones y compresas diversas. Detrás seguirían Danone, Philips, Google y cada una de las marcas que rigen los hábitos consumistas del mundo moderno y capitalista. Pobres bolivianos. Cada vez nos pareceremos los españoles a ellos,  no precisamente por el color de piel o los rasgos físicos, o por no tener Coca Cola, que tendremos, sino por pobres. Los de aquí, nuestros iluminados nos llevan cada día más por la senda que conduce a la pobreza, mientras ellos siguen sin perder capacidad adquisitiva y tampoco, por desgracia poder.


Ahora resulta que amenazan a los trabajadores con hacer desaparecer las vacaciones remuneradas; de esta manera el que quiera el mes de vacaciones lo tendrá, se supone, pero sin ganar salario ninguno ese mes. Me veo cogiendo las vacaciones por semanas para que no nos quiten sino el 25% el mes que disfruten de 7 días libres los asalariados de España. Seguro que como los ministros, altos cargos, congresistas y senadores, entre otros privilegiados de las castas superiores, no se considerarán trabajadores (claro que trabajar, trabajar, no lo hacen) pues ellos seguirán recibiendo las módicas sumas que reciben en función de su cargo cada mez del año... ¿Se apuestan algo? Mejor que no, no vayamos a perder aún más dinero del que nos están "robando", porque esto no son ya recortes, son simples robos al ciudadano. Nos toman por el pito del sereno en Europa, vivimos al simple dictado de cualquier medida que "insinuan" a La Moncloa desde Alemania o Bruselas y que nuestro "sin sentido sin criterio" Mariano corre raudo a publicar en el BOE, eso que tanto le gustaba hacer al dictador Franco con sus decretos. Nuestro sentido de la democracia se extingue, nos lo están eliminando a marchas forzadas. Solo me queda el consuelo de que nuestros militares, tan hartos como el pueblo llano de recortes y limitaciones, tomen lo que tengan que tomar, los metan a todos en un barco de la armada (ha de sr un gran barco, donde quepan todos), de esos que hay que hundir por obsoletos en el Atlántico para convertirlo en refugio de especies marinas, dejarle sin carburante (solo por la contaminación si se hunde, no por dejarlos a la deriva, claro) y ver qué pasa, si saben gobernar de verdad y se salvan... Dado el alto interés que conllevaría el acontecimiento tendría una cobertura de 24 horas en Tele 5, cadena especializada en este tipo de programas. Todo como Gran Hermano, pero sin expulsiones, ya que aquí no se salva nadie.


¡Voy al súper a ver si consigo mocochinche!

No hay comentarios:

Publicar un comentario