Síguelo por e-mail

domingo, 29 de julio de 2012

"Si es subnormal, que no venga"

Padrón es un municipio de A Coruña, en su límite sur, entre los ríos Sar y Ulla, de gran influencia jacobea, muy monumental, con una historia que la remonta muchos siglos atrás y popularmente conocida por sus pimientos (los que unos pican y otros no), entre otras cosas.  El origen de su nombre,"Pedrón", lo sitúa la tradición en una gran piedra en el río Sar donde fuera amarrada la barca que traía el cuerpo del Apóstol Santiago; cuando su cuerpo fue trasladado hasta Compostela, Padrón se conviríó en el origen de la ruta de peregrinación,de los que llegaban por mar, hasta el sepulcro en Santiago.


Pues en  este precioso enclave gallego ejerce de cura, en la parroquia de Bascuas, un individuo, convenientemente ordenado por la Iglesia Católica para el ejercicio pastoral, que acaba de hacerse famoso por explicarnos, con el ejemplo, la doctrina de que todos somos iguales ante Dios. Ese Dios por el que se han cometido históricamente y en su nombre muchos desmanes, persecuciones y desigualdades. Pues Ramón Barral, que así se llama el curita, ha negado la comunión en una misa que celebraba en su pueblo a una mujer de 32 años que acudía a la celebración con su madre. El motivo es el estado que presenta Mónica, debido a una enfermedad que sufre desde muy temprana edad, de esas consideradas raras, llamada Síndrome de Lennox Gastaut. Básicamente consiste en un cuadro de crisis epilépticas generalizadas, sin cura, con afectación cerebral muy severa. Pues Mónica se quedó dormida durante la misa y cuando se acercó de la mano de su madre, Ernestina, al altar a tomar la comunión el sacerdote se la negó; no solo le dedicó luego la consabida frase de que "si es subnormal, que no venga", sino que además consideró que darle la ostia sería como tirarla al suelo.


Por supuesto que, seguramente, es un caso aislado, poco frecuente, aunque posiblemente más habitual que la rara enfermedad que maltrata a Mónica desde niña. La fe católica habría supuesto para esta familia un refugio, al menos espiritual,  donde consolarse ante la falta de solución médica a su problema. Ahora ya no tienen siquiera el aliento cristiano. Este tal Ramón es el que debe explicar a los feligreses de su parroquia lo que lee en las Escrituras, allí donde se refleja que su "maestro", Jesucristo, se hacía rodear de prostitutas, ladrones, pobres para ejercer con ellos la bondad del perdón y de la misericordia. Al menos así reza en los libros sagrados del cristianismo. ¿Qué les ha dejado este representante, indigno representante por supuesto, de su Iglesia? Les ha regalado desconfianza, dolor, segregación, insulto... Todo lo contrario de lo que se supone que debería predicarles. Como en otros casos que, con demasiada frecuencia, llegan a nosotros a través de los medios de comunicación, a veces protagonizados por representantes religiosos, en otras ocasiones son personas vinculadas a la Justicia o alcaldes, o bien diputados, vemos que la igualdad no existe formalmente; solo está escrita en las leyes, pero no se aplica en la vida real. Además se tarda en reaccionar, en apartar radicalmente a personajes que, como este mal sacerdote, dejan en desamparo a quienes se acercan a ellos buscando compresión, sanación, justicia o solución a sus asuntos. Imaginémonos que en un hospital un médica suspendiera el tratamiento de un paciente aludiendo a un posible fatal desenlace de su enfermedad, dejando que mueriese sin calmar su sufrimiento al menos.

No podemos dejar pasar estos episodios como si no fueran importantes. Tanto en la realidad mundana como en la fe de cada cual, cualquiera que sea la que se profese, la dignidad de las personas ha de estar por encima de su condición social, física, política o personal. Todos estos personajes que se creen por encima del bien y del mal, sobradamente capacitados para juzgar y menospreciar, solo nos trasmiten con sus actos la categoría humada donde están encuadrados y el contenido de su cerebro en la famosa materia gris. Por mi parte, prefiero 1.000 Mónicas como la de Padrón que uno solo de los Ramones Barral que nos rodean.


martes, 24 de julio de 2012

Retrógrados.

Voy a comenzar con la definición del término, así no hay dudas acerca de lo que quiero expresar en este post: se dice del "Partidario de instituciones políticas o sociales propias de tiempos pasados". esta es la filosofía que parece prevalecer en nuestro actual Gobierno, de manera especial en el Ministro de Justicia, Ruiz Gallardón. Cuando se pone ante un micrófono, a más cara de buena persona peor medida va a comunicar; y no digo nada cuando intenta justificarla... No solo quiere echar el ancla al avance social y político de España, quiere descontar años y volver a situaciones que vivíamos en la primera parte de la década de los 70.

Ahora se ha pasado unos cuantos pueblos al anunciar otra medida restrictiva en los supuestos en que se considera legal el aborto: la malformación fetal. Con la desfachatez habitual de estos que atesoran poder como nunca antes desde 2011, dice que la medida es para proteger la vida, aunque sea desgraciadamente, de ese embrión que se engendra en condiciones bastantes negativas para su vida y su desarrollo. No les importa, desde las posiciones más extremas del partido, de sus asociaciones (supuestamente provida) y la Iglesia Católica Apostólica y Romana de España le dictan cada uno de los pasos a seguir. Tras ese cambio en la Ley del Aborto se nos compara a los dos únicos paises que contemplan aún esa restricción, Malta e Irlanda, de marcadas directrices católicas.

Aún recuerdo cómo en esos años 70 y principio de los 80 adonde nos quiere reconducir Gallardón, cuando era imposible abortar legalmente en nuestro país, la creciente demanda de supuestos fines de semana en Londres y Amsterdam, donde las clínicas contaban con servicios de atención telefónica en español, al ser nuestras conciudadanas unas de las principales fuentes de negocio. No crean que se acercaban a las agencias de viajes a solicitar el vuelo y la estancia para 2 o 3 noches mujeres sin recursos y sin educación; por nuestras manos, las de los agentes de viajes, pasaban apellidos reconocidos y hasta cierto punto "distinguidos" socialmente; públicamente se daba una imagen y en privado eran como todos cuando acuciaba el problema, simplemente humanas. Cuando no se era pudiente había que recurrir al préstamo, tanto de amistades como de la banca. También me llega a la memoria un caso en el que se ponía de relevancia la gran tensión que debían soportar cualquier chica a la que el deseo y un descuido le llevaba a hacer las maletas: ella acababa de cumplir 18 y su novio no pasaba mucho de esa edad tampoco; ambos confesaban que habían dicho que se marchaban a pasar un fin de semana a casa de una amiga a la isla de Lanzarote, pero a cambio compraron unos billetes para viajar desde el viernes hasta el domingo con el recorrido Tenerife-Madrid-Amsterdam-Madrid-Tenerife. Nunca antes habían salido de las Islas Canarias; solos en Holanda afrontaron, sobre todo ella, uno de los episodios que con total seguridad marcaría su vida posterior. Y es que no era para menos, en esos años los viajes no eran baratos, no habían llegado las lowcost ni la competencia feroz entre compañías aéreas acortando el espacio entre asientos, no dar ni agua y cobrar por todo, como ocurre ahora. Si a ese gasto importante le sumamos el otro, el del motivo del viaje, unas 35.000 pesetas de la época, pues podemos concretar un poco más el tipo medio de "viajera" por necesidad.

Por un lado, el gobierno se queja de que hay una conspiración que impide a España estar entre los países del norte de Europa, o sea la primera división, ya que se supone que somos modernos, avanzados y con capacidad para "codearnos" con Alemania, Dinamarca, Noruega, etc. Por otra parte, socialmente nos quieren llevar a tiempos pretéritos, cuando los derechos no existían, cuando la mujer debía pedir permiso hasta para abrir una cuenta corriente y cuando los militares si abrían la boca se les confinaba en el castillo. No quieren un país desarrollado, quieren a unos ciudadanos sometidos y lo más amordazados posibles para poder seguir con una política económico-financiera donde solo se beneficien los que sean afines y unas leyes sociales donde poco espacio nos quede para expresarnos.

Este pueblo tiene memoria, al menos eso espero, y pase la correspondiente factura a quienes han querido usurpar por la fuerza, como si se tratara de un golpe de estado social, cualquier cosa que desde el año 1975 haya significado un logro en el bienestar y las libertades ciudadanas, o sea, simplemente una democracia. Y es que a ellos, a éstos, les incomoda muchísimo las democracias y las quieren, porque no les queda más remedio, algo lejos de casa. Como ocurría antes, tras los Pirineos, porque esta tierra era la del "non plus ultra" y el águila negra con fuertes garras. Es hora de que ciertas instituciones (Casa Real, Tribunal Constitucional, Consejo general del Poder Judicial, etc) den un golpe en la mesa y un toque de atención a esta "escabechina" (destrozo, estrago) sin piedad a la que nos están y quieren seguir sometiendo. Pero claro, quizás a estas instituciones tan relevantes no les interese hurgar demasiado con el dedo, no vayan a ver sus presupuestos mermados como señal de castigo a la insurgencia. Al final todo es cuestión de dinero y el pueblo que se joda. Pues entonces solo queda que...

...nos revelemos nosotros.




jueves, 19 de julio de 2012

De privilegiados a intocables.

Esto no hay quien lo entienda, día a día retrocedemos años en libertades y democracia. Los que se suponen los representantes del pueblo, no conformes solamente con vivir muy por encima del nivel al que están dejando poco a poco al resto de ciudadanos, ahora van y se blindan. La policía ha tomado los accesos a Congreso y han convertido la Carrera de San Jerónimo en zona controlada. Hay que identificarse hasta para ir a trabajar o llegar a las viviendas aledañas. Esta burbuja donde se han instalado les "proteje" de las protestas y del enfado de los españoles. Y encima va el presidente y dice que le parece bien el cordón policial porque hay que prevenir; ¿Prevenir qué? ¿Tanta indignación, tanta caradura, tanta indiferencia ante los problemas de su pueblo, los que les pagan esos enormes salarios? Pues si así son las cosas pronto acabaremos en las comisarías miles de ciudadanos, arrestados por sospechosos de que quizás un día nos manifestemos y gritemos en contra del orden establecido ¿Es eso a lo que se refiere Jesús Posadas con sus palabras? El mismo que ha defendido lo indefendible, protegiendo a una diputada de su partido que ha insultado gravemente a quienes tienen la desgracia de haber perdido su empleo.

Hoy es día de lucha, hoy cientos de miles, espero que unos cuantos millones en toda España, de indignados saldremos de nuevo a las calles de todas las ciudades a manifestar nuestro enfado, a dejarnos la voz chillando en contra de un gobierno de ineptos y de sus discriminatorias medidas de recorte, siempre contra los más débiles. Esta tarde, miles de cacerolas y pitos, cientos de pancartas y banderas reivindicativas llenarán de color y sonidos diversos el recorrido de cada marcha. No debemos cansarnos aunque pocos avances veamos conseguir porque lo más importante de todo es concienciarlos con nuestra presencia masiva en las calles de que no están apoyados, de que nos damos cuenta que lo hacen mal, lo hacen injustamente y con improvisación, quedando en ridículo ante instituciones europeas y mundiales, de las que desgraciadamente dependemos demasiado, y sembrando con ello una desconfianza cada día mayor. España necesita dinero e inversores extranjeros pero no ofrece suficiente imagen de confianza para conseguirlo. No nos gusta que nos llamen así pero es que hay que reconocer que en la actualidad, y cada día más, esto es una verdadera "república bananera", calificativo con el que solemos referirnos a paises considerados "tercermundistas" y muy dependientes de las grandes corporaciones y multinacionales.

domingo, 15 de julio de 2012

La indignidad de un inepto.

Indigno: "El que no tiene mérito ni disposición para algo. Que es inferior a la calidad y mérito de alguien o no corresponde a sus circunstancias" e inepto: "No apto ni a propósito para algo, necio o incapaz". El diccionario de la RAE define casi literalmente lo que muchos, muchos miles, de ciudadanos vemos como las principales características que definen humana y políticamente a Mariano Rajoy Brey, el Presidente del Gobierno español. Este político mediocre, rodeado de una cohorte de insensibles y despiadados ministros y altos cargos, se ha dedicado a despojar al país y sus habitantes de sus libertades y derechos, de sus salarios y pensiones. Es fácil desde el poder, desde el ático del Estado, cortar de tajo cualquier atisbo de bienestar que a su pueblo le va quedando usando la falaz ("Embustero, falso, que halaga y atrae con falsas apariencias") excusa de la necesidad impuesta por las circunstancias que vivimos; esta crisis que nos somete ha sido parida y mal gestionada desde los círculos del poder, político y financiero. Por tanto, es imposible que los que supuetamente nos gobiernan, simples marionetas de los anteriores, hagan nada por acusar y enjuiciar a banqueros, especuladores y demás calaña que nos conducen al declive de una próspera sociedad. La justicia social que España necesita no se podrá conseguir por los cauces legalmente establecidos, ya que quienes los tienen que aplicar nada harán.

La imagen exterior que nuestro país y sus representantes ofrecen no da ni dará confianza a los que han de darnos y fiscalizarnos medios financieros para poder salir del agujero. Somo una nación de pícaros y vividores a los que hemos dejado hacer y deshacer a cambio de un puñado de euros y unas supuestas libertades, todas aquellas que ahora se dedican a sesgar mediante decretos de ley, mayorías aplastantes y maneras nada democráticas. Estamos en sus manos y las herramientas que usan se las ha condedido el pueblo; ese pueblo al que desde los exquisitos asientos de piel del Congreso y a gritos les dicen "que se jodan". Pues no, no debemos permitir que nos jodan así, sin defendernos, sin morder, sin que les devolvamos, a nuestra manera, tanta falta de democracia y de respeto a su pueblo. Son gente que solo aman su condición y la situación de poder a la que se han aupado y que como un gremio corporativo se apiñan, defienden y protegen para no perderlo, aunque hayan de esgrimir cualquier arma que estimen conveniente.

No me apena ver las imágenes de la Delegada del Gobierno en Madrid, Critina Cifuentes, acorralada e increpada por un grupo de ciudadanos más que indignados por las drásticas e inhumanas medidas que su gobierno, al que ella representa, un día tras otro "regala" a trabajadores, jubilados o jóvenes incapaces ya de seguir soportándolas. Cifuentes si pudo irse de compras, ella no tiene recortes que sólo le permitan ver escaparates desconsoladamente, ella gasta y disfruta de su posición provilegiada. ¿Pues que se joda! No deseo violencia contra ella, pero sí que viva la realidad de la calle con toda la crudeza posible.

El indigno e incapaz Presidente se ha especializado en huir cada vez que puede por las puertas traseras para evitar la reacción de la gente, harta y despreciada. No comparece, no habla, no explica, solo se escuda en la "herencia", en la imposición, en la necesidad. Mentira, este país tiene capacidad de salir de la mierda donde nos han hundido, pero no con ellos, sino con otros, con gente que de verdad trabaje unida por conseguirlo, que trabaje con salarios ajustados, con el mismo ajuste al que han sometido al de sus funcionarios y empleados. En el cierre de congreso de su partido en Andalucía se atrevió a decir a los suyos que no han de avergonzarse de nada, que debían salir con la cabeza bien alta; dijo que su gobierno no piensa que haya hecho nada mal. Es que viven en otro mundo, el de la mentira. Nunca nadie, ni el dictador, nos ha contado tantas y tan gordas; nunca antes España ha estado en otra igual, gobernada por una pandilla de expoliadores, chupópteros y vividores de un pueblo cada día más empobrecido.

Pues sí, Mariano Rajoy Brey, usted sí que tiene mucho de qué avergonzarse. Tiene que hacerlo por ser el político más miserable que ha entrado en La Moncloa y que peor huella dejará en la Historia para las generaciones venideras. Es usted indigno de cada uno de los 78.185 euros que cobra de las arcas públicas, e inepto porque no da la talla para dirigir España. Ahora nos tocará ver, en pocos días, como viaja a Londres, a las Olimpiadas, porque los deportistas españoles merecen que su presidente les arrope. Pues sabe lo que le dice este cada día más indignado ciudadano observador:

¡Vállase usted a la mierda. Que le jodan!

martes, 10 de julio de 2012

Mentirosos compulsivos.

Vivimos en un país de cuento y no precisamente por su encanto, que lo tiene, por su gente maravillosa, que las hay, o por su historia cargada de grandes acontecimientos, que los hubo. Pero el cuento del que me acuerdo cuando pienso en mi país es el de "Pedro y el Lobo", ese pastorcillo aburrido que para reirse de la gente del pueblo salía corriendo al grito de "auxilio, que viene el lobo y se comerá mis ovejas..." o los pequeños cambios que cada versión del mismo ha ido aportando al relato. Se lo creyeron una y otra vez hasta que, claro, en la que fue de verdad su llamada de socorro nadie acudió en su ayuda y el lobo se despachó a gusto hasta hartarse. Nuestro caso no es precisamente que nos avisen de posibles lobos, al contrario, nuestros pastores (es que no es sólo Pedro) nos mienten constantemente para que no sepamos la verdad. Nos venden como triunfos lo que son derrotas, alardeando de exigencias de nuestra parte cuando en realidad nos dieron collejas, logrando un supuesto dinero fácil cuando nos acabamos de enterar de que nos fiscalizarán hasta el color de los calcetines...

Se ha instaurado en el poder una banda de mentirosos compulsivos. Es cierto que no fue usurpado sino ganado en las urnas, pero no es menos cierto que fue, ya desde entonces, contando mentiras, grandes y gordas; tan grandes y gordas que eran totalmente creibles por la mayoría de votantes que les dieron la aplastante victoria. Desde entonces navegamos a la deriva hacia un hundimiento inevitable. Impotentes, ya que no podemos "destronarles", vemos como tijera en mano cortan y recortan libertades y derechos, salarios y pensiones, salud y educación. No hay nada mejor para ellos que mantener sometido a un pueblo casi sin recursos, lo más ignorantes posible de cuantos desmanes cometen ellos y los suyos; las dictaduras se alimentan de eso. A nosotros solo nos faltan un par de tanques en la calle para contener la marcha minera, o las protestas del 15-M, o las huelgas de médicos, etc. A algunas "brillantes" cabezas seguro que se les ha pasado por la idem... De todas formas, a veces hay pueblos que aguantan hasta un punto y antes de morir pisoteados han preferido morir luchando ¿De qué tipo será el nuestro?

Entre tanto rescate y condiciones podrían desde esa Europa poderosa, la que juega en primera división, rescatar de verdad al pueblo español, llevándose a Bruselas extraditados a todos los que nos condujeron y están dejando que nos sigan arrastrando a la más absoluta ruina. No de vacaciones, no; la extradición supone castigo, así que en Bruselas pasarían una temporada de reciclaje democrático, conocimientos macroeconómicos de gestión y demás asignaturas que han ido suspendiendo a medida que la crisis fue creciendo. Por tanto, y como hemos de retrotraernos como mínimo a 2008, el saco lo llenaríamos con los actuales y los predecesores, tanto gobernantes como banqueros, diputados y senadores, sin que se escape alguna cabeza coronada tampoco... Cuando España era oprimida por la dictadura militar estos viajecitos de reaprendizaje eran a Fuerteventura, por ser la tierra más alejada y abandonada del territorio nacional. Pero, ahora esta isla es uno de los paraisos turísticos por excelencia y, por tanto, no es lugar para la reeducación de nuestra clase política.

Sigo pensando que no tienen ninguna intención en mente de salvar a nuestra nación del mortal embate; simplemente van a vivir al menos cuatro años alojados en La Moncloa y sus respectivos ministerios, con importantes cantidades del presupuesto destinadas a pagar sueldos, asesores, escoltas, viajes, reuniones, comilonas y un larguísimo etcétera. Cuando se gana por encima de 60.000 euros de sueldo al año (y algunos llegan a 130.000) no se ve el suelo por el que pisas y cada mañana has de dedicar una parte importante de tu tiempo a elegir cuál de los relojes de primerísimas marcas vas a ponerte hoy en la muñeca, qué color de corbata irá mejor con el traje gris o azul (en decenas de tonos diferentes) que hoy vestirás o si tacón alto, medio o bajo (no solo mandan hombres, hay alguna mujer metida en ello); fundamental tras estas disquisiciones matutinas es mantener una reunión temprana con el grupo más directo de sesudos asesores que nos pondrán al corriente de cuantas filtraciones hayan podido haber a la prensa crítica y con qué mentiras se han de combatir hoy, negando siempre la mayor, aunque en apenas 24 horas todo se "descubra". Eso no es tan importante porque tendremos preparada una nueva oleada de mentiras para seguir defendiendo nuestra gestión como la única salida posible ante las circunstancias y la herencia recibida.

El pueblo es tonto, no lee, no busca, no investiga a pesar de disponer de internet, una maravillosa herramienta no solo para ver videos, consultar el horóscopo, enterarnos de los últimos cotilleos o enviarnos cientos, miles, de correos con chistes, graciosadas y guarradas varias. Aprovechando esto, la incultura política del ciudadano medio y su consecuente apatía para intentar comprender lo que nos están haciendo, ellos sencillamente ríen, se van de almuerzo, mantienen alguna reunión para cubrir el expediente (ya que lo que van a hacer está perfectamente minutado) y tras la agotadora jornada volver a casa satisfechos. Por la mañana se verá nuevamente lo de la marca del reloj, el color de la corbata, los pendientes y los zapatos, se ensayan ante el espejo posturas para las fotos y demás gilipolladas que nosotros, los que nos arrastramos ya más que los caracoles, no practicamos hace tiempo.

Se les está pasando una oportunidad única, la de arrimar el hombro por salir del agujero mientras las manos sean lo suficientemente largas como para agarrarnos fuerte del borde y no caer al abismo. Sigo pensando que no estamos para partidos, para gobiernos, para discusiones, sino para trabajar juntos por una nación que quería ser algo importante, donde una generación más preparada que la anterior se estaba terminando de formar y se disponía a ofrecerse para hacer grande lo que hasta entonces era solo mediocre. Si de verdad les importara, a todos, esto, el futuro, se aglutinarían en una sola fuerza, de la mano, para que desde afuera se nos viera unidos y realmente convencidos de que "yes, we can". Pero no, no podremos porque ellos no quieren, no les interesa; su país se hunde y sacan pecho, no un pecho de Interviú, un pecho de obstinado orgullo, simplista y sin razón. Me gustaría conocer los coeficientes intelectuales y las capacidades reales en gestionar el poder que tienen los que se sientan en cientos de despachos oficiales a lo largo y ancho de la piel de toro. Muchos se sorprenderían, para otros tantos nos resultaría evidente los resultados del examen: sólo hay que ver cómo lo hacen día a día para constatar sus deficientes porcentajes.

¡Posiblemente no merezcamos nada mejor ya que los dejamos que campen a sus anchas!



lunes, 9 de julio de 2012

"Dios nos dice que acabemos con ella."

Esta es una de las miserables frases escupidas antes del asesinato vil de una mujer afgana a tiros. Parece ser que el brazo ejecutor de la sentencia divina, en nombre de Alá, es su propio esposo, un tal Juma Khan, quien tiene derecho a matarla en presencia de decenas de hombres satisfechos por eliminar a esta adúltera de 22 años. Radicalismo amparado por unas supuestas directrices coránicas que poco importan si permite castigos físicos o lapidaciones o fusilamiento de mujeres por intentar ser un poco más libres; libertad que ni siquiera sería como la de sus esposos, incultos carceleros y torturadores, que poseen sus cuerpos para satisfacerse en el más primitivo acto de macho, tras un matrimonio normalmente amañado y a cambio de dinero, ganado o tierras. La mujer sigue siendo en esos paises una simple mercancía. Hoy circula por la red este nuevo vídeo de crueldad máxima; hemos de verlo, los hombres, trasmitirlo a otros hombres y repudiar con el mayor de nuestros ascos a estos "aminales" que se amparan ante una supuesta ley para salir indemnes de sus acciones. ¿Dónde están los gobernantes y los ejércitos que han estado en ese país por una década?

El que parece que dicta la sentencia, a modo de juez popular, nombra a su padre, a su hermano y a su esposo, pero ella pasa ignorada, sin nombre conocido, de espaldas en el suelo esperando la ráfaga que acabará con su joven, corta y posiblemente desgraciada vida. Tuvo la mala suerte de vivir ahora y allí, sin derechos, sin defensores, sin posibilidad de amar y ser amada, o simplemente de ser respetada como persona y como mujer. Entre tanta desgracia económica y corrupción de políticos en nuestro entorno últimamente, estos casos comienzan de nuevo a pasar casi desapercibidos a menos de que haya una prueba como la de esta mujer, grabada en video, posiblemente con la cámara de un móvil de uno de los presentes. Dudo que su ánimo fuera la denuncia del atroz crimen, más bien pienso que se grababa para regocijo propio y de amigos y para escarmiento de otras mujeres, a quienes se les puede amenazar y someter mejor mostrando tales imágenes.

Hoy, el día había comenzado razonablemente bien; la situación no había cambiado desde el viernes, salvo que llega uno algo esperanzado en que mejore todo un poco, más descansado. Normalmente al paso de los días de la semana la "realidad" nos va colocando de nuevo un escaparate de pesimismo y malas noticias. Pero hoy, este lunes día 9 de julio, vuelve a ser de mazazo directo; los corruptos de todo tipo y los ineficaces gobernantes que hemos de soportar pasan a segunda fila, ya que vuelvo a tener que lidiar con mi conciencia de hombre y mis principios. Conciencia para poder seguir sintiéndome digno representante masculino de nuestra sociedad y principios para no llamar y extender la llamada a la venganza, al ojo por ojo y diente por diente, sentando a esos bárbaros barbudos en el suelo arenoso, con la cabeza baja, delante de un pelotón de mujeres armadas. Pero no, la solución no es la muerte, bastante hay ya gratuita, la solución es la cultura, la educación, llevar a esos pueblos de verdad la normas sociales y de igualdad, no vendiéndoles armas, para luego llevarlos a la guerra, para luego someterlos y dejarlos como estaban, anclados en un pasado con normas dictadas por el hombre para el dominio sobre la mujer.

Maldigo a su padre, Sar Gul, a su hermano Mostafá y a su esposo y asesino, Juma Khan. Maldigo a cualquiera que pueda sentir compasión por ellos y espero que el hombre, el macho dominante por la fuerza, cambie cualquier ley que ampare estos asesinatos o les permitan tener mujeres como pudieran tener cabras o camellos. La muerte no, quizás no merezcan solución tan compasiva, la castración química como a los violadores en algunos países quizás sería una manera de castigo algo más acorde con nuestros tiempos. Dejo el enlace al video por si alguno no lo ha visto, por aquellos que sólo ven las páginas de la prensa deportiva y quizás, por error claro, den con esta página o cualquier otra donde pinchen y tengan valentía para ver el vídeo. A la mujeres, perdón porque aún queda mucho que hacer en nuestro planeta y no sólo en temas de ecología; ellas no necesitan mirar como asesinan a otra mujer, deben ahorrarse el bochornoso espectáculo porque nada hay que explicarles y de nada tienen que concienciarse. Al final, como en los años sesenta y la publicidad de cierta marca...

¡Es cosa de hombres!


jueves, 5 de julio de 2012

Reproducción sin machos, sin sexo.

Solo nos faltaba que el sexo se acabara. La Naturaleza y la evolución de las especies buscan a veces soluciones un tanto drásticas a sus problemas y necesidades, pero que estudiadas en detalle no dejan de asombrarnos por el absoluto sentido lógico que tienen. Por ahora no hay que temer demasiado las consecuencias que pudiera tener este cambio si hablamos de la raza humana, al menos por un importante número de generaciones aún por venir. Por supuesto es una ventaja para nosotros que cualquier cambio evolutivo animal o humano conlleva un proceso muy largo en el tiempo, sobre todo si de prescindir del sexo se trata. Bastante daño hace ya el estilo de vida moderno con sus grandes dosis de estrés, contaminación, pésima alimentación, etc., en el humano "macho" y su capacidad sexual y reproductiva. Pero, una cosa es poco y mediocre, y otra cosa es nada de nada.

La veda está abierta, por ahora está lejos de nosotros, raza superior de cuantas pueblan este planeta, pero toda playa, por grande que sea, comienza por una continuada acumulación de minúsculos granos de arena que el mar y la erosión van aportando. Así que habrá que imaginar ese panorama en el horizonte de los tiempos: el sexo puede que llegue a ser totalmente inútil para la reproducción de las especies animales. La culpa de tal preocupación la tiene la "Mycocepurus smithii"; posiblemente con ese nombre pocos datos nos aporte para ver cara a cara a quien ha empezado la guerra contra el placer y amenaza con eliminarlo de la faz de la Tierra. Pero, aquí no queda la cosa, no, esto es mucho más preocupante que la simple eliminación del tiempo coital, ya que el resultado final es la propia extinción total del individuo macho. Y ahí si que nos toca de lleno la vena sensible, la de los machos claro está. Hace tiempo que se nos viene "echando en cara" que nuestra labor es poco menos que asistencia en la reproducción y fastidiar las cosas que hacemos o tocamos de nuestra mano. Quizás no estén faltas de verdad estas apreciaciones femeninas si nos fijamos, como ya hicieron unos sesudos naturalistas, en la minúscula hormiga amazónica que responde a ese nombre tan raro de Mycocepurus smithii.

La noticia no es de rabiosa actualidad, ya que fue publicada hace un tiempo ya, en el año  2009, por una publicación especializada y a continuación se hicieron eco de la misma muchísimos medios de comunicación por todo el mundo: la hormiguita en cuestión había hecho desaparecer de su vida al sexo y al macho. Sencillamente la reina se clona. El tiempo que hay que emplear en selección natural y apareamiento sexual para su reproducción se emplea ahora en sus colonias en mayor rendimiento en los trabajos de supervivencia y mucho menos esfuerzo. En realidad solo se reproducen las reinas, ya que las obreras son todas estériles. Uno de los sentidos que tiene la reproducción sexual es que los genes que trasmite el macho se combinan con los de la hembra y crea diferenciación, protegiendo así a las especies y haciéndolas más adaptables a ambientes impredecibles, parásitos y enfermedades. Aunque esta particularidad parece que la han logrado superar; la gran dispersión geográfica que tiene en la actualidad confirma este extremo. Esta hormiga se ha convertido en una singularidad natural debido, entre otras cuestiones, a la eliminación total de los machos, cuestión que no se contempla en algunas especies en las que existe la partenogénesis como medio de reproducción, habiendo individuos de sexo masculino en sus grupos o colonias.

Puede que la raza humana esté viviendo un momento histórico en su evolución también y sigamos los pasos de la Mycocepurus smithii en unos cientos o miles de años hacia el mundo en femenino exclusivamente. Podemos quedarnos quietos, no hacer nada, ya que no hay riesgo inmediato y por tanto a los que actualmente habitamos el planeta no nos va a afectar. Pero ¿Y si otras especies cercanas a la nuestra se han puesto ya manos a la obra porque saben que eso va a ocurrir, tarde o temprano? No puedo por menos que referirme a nuestros primos los bonobos; esos si que son listos. En nuestro caso no paramos de generar problemas, guerras, violencia y deagradación, en cambio ellos viven en paz, resuelven con facilidad cualquier insinuación de conflicto dedicándose a la muy placentera labor de la copulación generosa, tanto por el número es si de actos como por el de miembros que lo practican, o sea todos, jóvenes, adultos y mayores.

Vivamos menos humanamente y mucho más bonobamente ¿A qué esperamos?


miércoles, 4 de julio de 2012

Imputados.

Hoy vuelvo a tener cierta esperanza en la Justicia. Un juez de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, ha admitido a trámite una querella presentada por el partido UPyD contra Rodrigo rato y 32 altos cargos más del grupo BFA-Bankia. Esto no significa que los veamos, a todos o a parte, sentados en el banquillo, pero es un paso. Vuelve a mi memoria Islandia y la imputación de políticos y banqueros por llevar a la quiebra entidades financieras y arriesgar hasta el límite la economía del país y de sus ciudadanos. Claro que Islandia es otro "mundo", pero si no albergamos esa ilusión mal vamos. Por ahora están imputados y serán llamados a declarar uno tras otro; luego, como testigos, han de comparecer también el exgobernador del Banco de España, el presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y el representante legal de la Comisión Rectora del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), entre otros.












A las cajas de ahorros integrantes de la fusión en Bankia se les reclama toda documentación, desde el año 2008, relacionada con operaciones que tengan como beneficiarios a sus consejeros, directivos, familiares, partidos y grupos políticos con representación en corporaciones municipales o parlamentos autonómicos que hayan participado en procesos electorales de sus respectivas cajas de ahorros. Este proceso se vislumbra complejo y largo en el tiempo, así como, seguro, lleno de obstáculos a que la información llegue a manos judiciales y la colaboración se preste adecuadamente; ahora toca confiar en la valentía del juez instructor de la causa para sentar en el banquillo de los acusados a todos aquellos que merezcan un jucio y, posiblemente, sentencia condenatoria si se lograra demostrar que cometieron delitos, sean quienes sean, amigos o familiares, políticos o gobernantes. Solo en caso de llegar, por fin en España, a condenar a quienes nos han llevado a esta situación de casi miseria económica se puede crear el precedente de escarmiento que a gritos se pide en las calles desde hace tiempo. A la Fiscalía General del Estado no le ha quedado más remedio que tirar para adelante habida cuenta de los resultados obtenidos por las investigaciones llevadas a cabo desde la Fiscalía Anticorrupción. Aunque la cautela de ésta parece un poco excesiva y el juez ha tomado en consideración la denuncia del partido de Rosa Díez. Los delitos que se barajan son cinco, ninguno menor ni menos importante: delito contable, administración desleal, apropiación indebida, estafa y falsedad documental. Cualquiera de nosotros, sin paraguas gubernamental ni amiguitos en las altas esferas, estaríamos posiblemente siendo juzgados ya y en prisión provisional, dada la gravedad de nuestros delitos imputados y el riesgo de fuga, etc, etc, etc.

 Me río mucho, a mandíbula batiente, cuando recuerdo las palabras del Rey a resultas de la posible imputación de su yerno Iñaki. Por supuesto que la justicia no es igual para todos ni todos tienen acceso al mismo nivel de defensa que ellos. Papá dinero sigue mandando en estos asuntos. Si salen absueltos corren ríos de tinta acerca de los juicios públicos a los que hayan sido sometidos; si es nuestro caso y se nos absuelve, nadie reparará el daño cometido. Más que nunca ahora los jueces deberían ser imparciales, justos y valientes, imputando a todo aquel que haya malversado, estafado o ejercido un puesto con deshonor y desprecio hacia los incautos ciudadanos, ocasionándonos pérdidas, fraudes, quiebras y desgracias personales de todo tipo.

¡A la cárcel con ellos!


Estoy enfermo.

Me acabo de dar cuenta, estoy enfermo. Al menos eso es lo que advierte la Iglesia en un documento que hoy ha visto la luz y ha sido "parido" por la Conferencia Episcopal Española. El panfleto, perdón, texto se titula "La verdad del amor humano. Orientaciones sobre el amor conyugal, la ideología de género y la legislación familiar". Vamos, de lo que saben un montón todos estos purpurados (no se si cuando hay obispos de por medio podemos llamarlos así o solo cuando son cardenales, pero ustedes me entienden) que viven como verdaderos dioses en la Tierra, enjoyados, con secretarios, excelentes palacios-residencia, protocolos y besamanos... El matrimonio entre personas del mismo sexo o leyes como el aborto nos llevan a la cultura de la muerte según sus mismas palabras. Y digo yo, ¿ Adónde nos llevan las corrupciones de la Iglesia Católica en asuntos tales como la banca (Cajasur o Banco Vaticano, por ejemplo), la pederastia, etc.? Hipócritas. Además vienen a dar consejos acerca del amor conyugal; pero ¿Qué sabe el burro de caramelos?

La sociedad avanza, se culturiza, desarrolla una ética basada en la convivencia ciudadana y no en los designios divinos y la palabra de clérigos. Eso estaba bien en la Edad Media, cuando el listo era el monje y los del pueblo sus borregos que no sabían leer ni escribir; ese pueblo está en el siglo XXI y ha pasado de borregos a ciudadanos libres, pero esa Iglesia sigue anclada en la Edad Media mental (por darle buena nota). La religión está bien para quienes necesitan creer en cosas sobrenaturales y vidas designadas de antemano por un creador divino; pero eso se ha de vivir dentro de los templos adonde acudan los fieles a sus credos. Afuera, en la calle, nos organizamos como individuos libres y creamos, en consenso, leyes que nos ayuden a organizar nuestra vida comunitaria bajo el respeto y la libertad de cada uno a elegir creencia, pareja, sexualidad...

Son listos los de la CEE, a pocas horas de que nuestro Tribunal Constitucional dictamine sobre el famoso recurso del PP contra la ley de matrimonios entre personas del mismo sexo haciendo este comunicado; su afán es el de tomar partido sea como sea, influir, utilizando incluso palabras y argumentos con violencia verbal y gravedad sin sentido. Mejor sería que limpiaran bien su "casa", ordenaran los armarios para que puedan salir los que deban salir y reestructuraran esa supuesta labor social que realizan. Luego, cuando sus cositas estén en regla, sus gentes sean decentes en todos los sentidos y sus jefes no hagan ostentación de lujos y prebendas, terrenales o divinas, entonces vienen y hablamos de asuntos de la sociedad, se les escucha y nosotros, libremente, tomamos las decisiones y legislamos según nuestros criterios. Mientras, calladitos y recogidos haciendo examen de conciencia, que la verdad no se cómo demonios pueden dormir muchos de ellos, con la cantidad de porquería que deben tener alojada en sus conciencias.

Resulta que la legislación española desproteje a las familias y devalúan los matrimonios. En este país lo único que está haciendo eso es la política podadora de libertades, derechos y servicios sociales de los que gobiernan actualmente, sus amigos y, por tanto, los que desde la oscuridad les dan día a día alas para que azucen como lo están haciendo amparados, eso sí, por la pantalla de sotanas, cruces y anillos. Al matrimonio solo le daña el machismo, la violencia de género y el sometimiento sexual. Las sociedades modernas, civilmente más avanzadas, han logrado separar perfectamente Iglesia y Estado. Nuestra enfermedad, en España, precisamente no está en las leyes que tenemos en vigor, sino que está en que seguimos consintiendo que desde la Conferencia Episcopal se quiera ordenar cómo debemos vivir. Barran su Iglesia, sanéenla adecuadamente y vuelvan "limpios" a negociar con sus ideales; mientras tanto, seguiré enfermo y espero que cada día más enfermo de libertad y de derechos civiles.

¡La Iglesia tampoco me representa, en el fondo son como los políticos!



Por si interesa... http://www.cristianosgays.com/