Síguelo por e-mail

domingo, 30 de septiembre de 2012

El "presi" viaja cargado.

Una de las palabras más manidas de los últimos tiempos es austeridad (algo austero es, según la RAE, severo, rigurosamente ajustado a las normas de la moral, sencillo, sobrio o sin ninguna clase de alardes); eso que el Gobierno del Reino de España clama una y otra vez desde los más variados púlpitos que debemos hacer, que cumplir, severas medidas de austeridad para poder salir de la crisis y volver a generar riqueza en nuestro país. Y como no sería nada fácil lograr que el pueblo se auto medicara esa amarga pócima de austeridad, pues el Presidente, siempre atento al bien de los españoles, decreta desde hace meses infinidad de recortes en toda materia que tenga que ver con ayudas, salarios, subvenciones, pensiones, etc. Bien apretados los cinturones, con nudo ya que el último agujero aún queda holgado, los ciudadanos miramos hacia arriba a ver si vemos algo parecido a eso que se llama austeridad en las otras instancias de los nacionales del Reino, gobierno, Parlamento, Casa Real. ¿ Y qué nos encontramos? Pues que estamos solos en los ajustes, que solo los que podemos ser oprimidos soportamos tales medidas.

La revista Interviú comenzó su andadura siendo famosa por presentarnos estupendas señoras desnudas, con sensuales y provocadoras fotografías "artísticas". Luego, para no quedar por excesivamente machistas han pasado por sus páginas bien pagadas algunos apuestos caballeros, de cuidados y fibrosos cuerpos, para regocijo de mujeres y de quienes gustaran de contemplarlos. Aparte de esa línea editorial, también ha destacado en el tiempo esta publicación por meter su hocico en temas escabrosos, escándalos de todo tipo, mafias, delincuencia, corrupciones y demás asuntillos interesantes para el pueblo. De esta manera podemos pasar porque nos interesan sus reportajes y que ni siquiera miramos las fotos de desnudo; algo así como las encuentas callejeras donde todos veíamos los documentales de la 2 en vez de los programas del corazón y todos esos de la llamada tele basura.

Vamos a quedarnos con esas páginas, entre otras cosas porque este blog no tiene intención de añadir a Internet más fotos de gente desnuda, sean machos o hembras, y estén como para comérselos/las. Este blog intenta aflorar los sentimientos y sensaciones que producen las noticias que nos asaltan cada día. Por ello me quedaré con el reportaje, sin pieles desnudas, que se puede leer en el Interviú de la semana pasada: "Los gastos secretos en los viajes del Gobierno". Pues resulta que el presidente vuela bien cargado; de entrada, cargado de exquisiteces para comer y beber. Luego, a resultas de alguna recomendación a modo de "orden desde arriba" que se recibe cuando viaja Rajoy en el avión oficial, en la unidad del Ejército del Aire que cuida de estos operativos, el Grupo 45, se dice: "Rajoy: extra de whisky y vino", pues podemos decir entonces que también puede que vaya cargadito en muchos de estos vuelos. Parece ser que le da cierto yuyu a volar y entre turbulencia y turbulencia van cayendo algunos Cardhu y vinillos de Rioja, entre otros.

Volviendo a las viandas, parece ser que las meriendas no son de Nocilla, sino del mejor jamón ibérico de bellota, uno que le cortan a razón de 200 € el kilillo. Para comer suelen pasar por los platos rodaballos o solomillos dignos de las mejores cartas, esas que tienen 5 tenedores dibujados y dan temblores cuando ves lo que cuestan. En el famoso viaje a Polonia para animar a la selección nacional de fútbol, ese que realizó tras dejarnos de piedra al anunciar el ministro de Economía el rescate de la banca, la cenita que se metieron entre pecho y espalda costó, según parece, 1.000 euros. Al cruzar el Atlántico en vuelo hacia México, para asisitir a una reunión del G-20 pueden imaginarse las botellas que habrán caido para quitar el miedillo a volar del presi y de su séquito. Cuentan las "malas lenguas" que Zapatero era menos patrio en el beber y que sobre todo bebía de la digestiva ginebra británica... En el fondo y en estos asuntos, ninguno escapa al lujo y el buen vivir, sea de cabeza coronada o por simple mandato popular tras las elecciones.

Todos los aviones Falcon y Airbus al servicio de las altas autoridades del Estado son gestionados y abastecidos por el Grupo 45 del Ejército del Aire; si solo nos atenemos al gasto en cátering, podemos ver que durante el pasado 2011 se gastó por ese concepto casi 350.000 € y que en la primera mitad del actual las facturas por el mismo concepto suman ya los 128.000 €, por lo que cabe vaticinar que a 31 de diciembre se superará el gasto del año pasado. Si volvemos ahora al comienzo de este post y releemos lo que la Real Academia de la Lengua dice del significado de la palabra austero, yo me quedo con el de "rigurosamente ajustado a las normas de la moral". Pues eso, que una cosa es lo que dicen que hay que hacer y otra, muy distinta, lo que ellos mismos hacen.


No quiero ni pensar el menú de vuelo en los viajes a África a cazar elefantes, bisontes, leones...

No hay comentarios:

Publicar un comentario